cómo funcionamos



El comienzo (la semilla del árbol)

A principios del año 2012 un grupo de madres y padres con hijos e hijas de edades comprendidas entre los dos y los 5 años se juntaron con el deseo de encontrar una alternativa a la escuela tradicional.

Poco a poco se fueron poniendo en común las distintas visiones y se decidió crear un espacio en el que niñas y niños pudieran crecer en un entorno natural, de amor, de respeto, de libertad y aprendizaje. Así nació la Asociación “El Árbol de Ayelén”.

Este proyecto lleva en marcha desde septiembre del 2012. Ha habido muchos cambios pero seguimos conservando la esencia que nos impulsó a comenzar este viaje.


El primer día del Árbol de Ayelén, septiembre de 2012

 

Acompañamiento (Regar el árbol)

En el Árbol de Ayelén nos basamos en la no directividad como eje fundamental de nuestra idea de educación. Las criaturas deciden el juego al que se quieren dedicar en cada momento. Entendemos el juego como algo serio, humano y como principal motor de aprendizaje.

Respetamos al máximo cómo es cada criatura y su plan de desarrollo interno. Preparamos los distintos espacios para que puedan cubrir sus necesidades. En ocasiones proponemos talleres abiertos en los que cada cual decide si quiere participar. Estos espacios y talleres al igual que sus necesidades cambian y se
renuevan ininterrumpidamente.


Acompañan personas cualificadas formadas en Educación no directiva. El cupo aproximado de criaturas por acompañante es de 6-7.